Gacetilla de Prensa

Citrusvil, de Tucumán al mundo entero

La empresa, que tiene una fuerte presencia en el NOA, es una de las pioneras en la producción de limones y sus derivados. Su punto más fuerte es la exportación. Por eso no podía faltar a una cita como Aliment.AR.

Con un fuerte perfil exportador que se despliega por casi 100 países y siendo una de las empresas líderes en la producción de limón y sus derivados, Citrusvil no descansa a la hora de conseguir nuevos mercados para sus productos. Y es por eso que formará parte de Aliment.AR, la exposición de alimentos, bebidas y tendencias que tendrá lugar del 8 al 10 de noviembre en Tecnópolis, Buenos Aires, Argentina. El objetivo es claro y consiste en tratar de que los más de 350 compradores internacionales que asistirán a la exposición perciban la calidad diferencial del limón argentino y lo distribuyan en sus respectivos mercados.

“Somos una empresa 100% exportadora”, exclama Diego Ruggiero, gerente de negocios y asuntos institucionales de Citrusvil. La firma tucumana es una de las líderes mundiales en la industrialización del limón, con una fuerte participación en el total de ventas global, que alcanza un 15% en lo que se refiere a jugos concentrados y alrededor de un 20% en el caso del aceite esencial de limón. A su vez, también es un actor protagónico en la comercialización de la fruta fresca y la cáscara deshidratada.

“Son cuatro mercados absolutamente distintos y todos tienen un alto valor agregado”, explica el representante de la compañía, quien agrega que contrariamente a lo que se supone el producto con mayor valor agregado es el de la fruta fresca. “La participación de la mano de obra supera el 50% del costo del producto. La fruta que va a la caja se tiene que cosechar una por una con un alicate. Entonces el añadido de valor en ese producto desde el punto de vista unitario es muy alto”, añade.

En tanto, el resto de los productos que comercializa Citrusvil llevan incorporada una alta tecnología para cumplir con especificaciones muy sofisticadas provenientes de la cadena de valor a la cual se dirigen. “Por ejemplo, la producción del aceite esencial de limón forma parte de la cadena de valor de Coca Cola y es un ingrediente importante de la formulación de los productos de la compañía. Por lo tanto, representa para nosotros un mercado estratégico”, sostiene Ruggiero. Pero a la vez, la firma nacida en la década del 70 en Tucumán debe cumplir con una larga serie de requisitos y certificaciones para que su producción de limones y derivados pueda acceder a los distintos países del mundo.

“Los mercados son cada vez más exigentes y van surgiendo sellos y certificaciones variadas referidas a todos los temas”, analiza el gerente de negocios del Grupo Lucci, dueño de la empresa de cítricos y que posee también otras unidades de negocio enfocadas en el biodiesel, la ganadería y la producción de azúcar. “En principio era un tema relativo al correcto uso de fitosanitarios, pero después se extendió a la higiene del producto, la seguridad laboral y el cuidado del medio ambiente”, agrega. En ese sentido, Citrusvil exhibe diez distintos tipos de certificaciones que comprueban la calidad y sanidad de sus productos. “Actualmente tenemos un desafío muy importante que es la lucha contra la enfermedad HLB que es letal para el cítrico y que hasta el momento no ha logrado penetrar en la Argentina”, afirma.

El crecimiento sostenido de la empresa se explica también por su constante incorporación de nuevas tecnologías que terminan diferenciando y eficientizando la producción. “Hemos sido capaces de tomar riesgos, incluso con innovaciones que no estaban lo suficientemente desarrolladas. Esta política ha sido estratégica porque gracias a ello ahora estamos en el tope del aprovechamiento de la productividad”, confiesa Ruggiero.

Sin embargo, todavía hay temas por resolver para que el sector de la citricultura logre una mayor competitividad y prolongue su exitoso desarrollo. “Nuestro principal problema pasa por la alta carga impositiva, principalmente laboral”, considera el empresario. A su vez, agrega que otra de las dificultades es la pérdida de eficiencia por el elevado costo logístico, no solo terrestre sino también de manipulación portuaria: “Sobre todo si nos comparamos con otros países competidores que tienen muchas más ventajas, como España, Estados Unidos o Sudáfrica”, dice Ruggiero mientras se prepara para participar de Aliment.AR.

Hoy, Citrusvil exhibe un sólido presente con más de 7.000 hectáreas destinadas al limón distribuidas en 23 fincas del NOA y un staff de 1500 empleados permanentes, que se llega a elevar a 6000 en épocas de cosecha. Pero sin lugar a dudas la gran fortaleza de la compañía es su liderazgo en la exportación que abarca casi 100 mercados. La mayoría de las ventas se canalizan a la Unión Europea y en segundo lugar a Estados Unidos. Pero también surgen otros destinos importantes como Rusia, Medio Oriente, Asia y la incorporación reciente de Brasil y México.

Más información: www.expoalimentar.com.ar

Redes:
facebook.com/ExposicionAlimentar/
https://twitter.com/expo_alimentar

Contacto de prensa: prensa@exponenciar.com.ar

Descargar Gacetilla Completa